Cuidar los bosques: prioridad para la sostenibilidad del rural

Cuidar los bosques: prioridad para la sostenibilidad del rural

Se dice que los bosques y zonas verdes son fuente de vida, ya que son los pulmones del planeta:  proporcionan el oxígeno que respiramos, purifican el aire y contribuyen a regular el clima.

 Cuidar los bosques: prioridad para la sostenibilidad del rural

#Sabías que... Todo el carbono absorbido por los árboles permanece en ellos. Sólo un árbol almacena unos 167 kg de CO2 al año.  Los bosques españoles tienen la capacidad de fijar anualmente un 20% de las emisiones totales de CO2, según datos del Instituto Nacional de Investigaciones Agrarias. Los datos muestran que esta tendencia va en aumento porque la superficie forestal en España se ha incrementado un 30% en los últimos diez años. ¡Buenas noticias!

Además, son hogares de nuestra #biodiversidad y fuentes de recursos, tanto económicos como materiales, por lo que permiten el desarrollo de territorios, especialmente en el ámbito rural, ya que depende, en muchos casos, de los árboles para subsistir. Por eso, con motivo del #DíaMundialdelÁrbol, desde Vivaces queremos poner en valor la importancia del entorno forestal como agente clave en la preservación e impulso de las zonas rurales.

En nuestro país, más del 50% del territorio son zonas forestales ubicadas, principalmente, en áreas rurales, encargadas de mantener el paisaje y del equilibrio ecológico. Esto exige una apuesta decidida por la gestión forestal, que crea #riqueza y genera #empleo.


Protección, preservación y puesta en valor del entorno forestal

Los bosques ofrecen protección para el medio ambiente, importantes opciones de generación de ingresos y medios de subsistencia para miles de españoles. Está en nuestra mano, y especialmente en la de las administraciones, llevar a cabo acciones que favorezcan la preservación y el desarrollo del medio forestal.

A raíz de las recientes catástrofes medioambientales sufridas en zonas como la Sierra de la Culebra, en Zamora o Sierra Bermeja, en Málaga, que han sido arrasadas por incendios muy destructivos, vuelve a ponerse sobre la mesa, la importancia de establecer protocolos más eficientes de actuación, así como poner en marcha políticas forestales para prevenir, en la medida de lo posible, que ocurran estos atentados ecológicos.

Del mismo modo, desde Vivaces creemos que es responsabilidad de la Administración actuar de manera rápida tras un incendio, incentivando planes de la reforestación para recuperar las zonas afectadas en el menor tiempo posible.

Los árboles son un pilar de nuestra sociedad, previenen la desertización de nuestras tierras y son fuentes inagotables de vida. Por ello, de manera especial en las áreas rurales, los bosques y el entorno rural forman un tándem sostenible y una simbiosis de la que se han beneficiado históricamente ambas partes y de las que pueden surgir nuevas oportunidades siempre que se procure un entorno favorable para su evolución y su desarrollo, puesto que tanto personas y ecosistemas estamos destinadas a cuidarnos mutuamente.

Cuidemos los bosques, cuidemos el rural.